viernes, 20 de octubre de 2017

Planes

Foreign Correspondent (Enviado especial 1940)

Por un lado me apetece desempolvar viejos recuerdos pero reconozco que va a llevar su tiempo. Son cientos de fotos y diapositivas que tengo pendientes de escanear pero a decir verdad me da un poco de pereza. El día da para lo que da, la mañana la empleo en dormir y las tardes las tengo a tope. Supongo que sería cuestión de los fines de semana ir dedicándole alguna hora que otra, lo reconsiderare y llegado el momento prometo ir subiendo alguna imagen que valga la pena.
En todo caso el viernes está aquí y nos alegramos. Disfrútenlo y en la medida de lo posible vean buen cine, la lectura también es una estupenda opción.

lunes, 16 de octubre de 2017

Después de la esperanza irrumpe la realidad

Los agentes Anderson (G. Hackman) y Ward (W. Dafoe) 

Si en la entrada anterior dejaba constancia de la inyección de moral que proporcionaba esa joya de Kazan aquí es todo lo contrario. La magnífica y dura  Mississippi Burning (Arde Mississippi 1988) impecablemente dirigida por Alan Parker nos muestra  lo miserables que podemos llegar a ser. Con una puesta en escena que asfixia y agobia somos testigos de unos crímenes e injusticias encubiertas y toleradas por una comunidad blanca e impoluta. Una pareja de actores en absoluto estado de gracia. Buen cine que gana con los años.




domingo, 15 de octubre de 2017

La buena de Francie



Pocos personajes hay que me inspiren tanta admiración, simpatía y ternura. La interpretración que Peggy Ann Garner lleva a cabo en esta maravillosa película le pasa por encima a muchos otros trabajos a los que siempre se hace referencia. Una estupenda terapia que nos motiva y anima a volver a confiar en el género humano.




viernes, 13 de octubre de 2017

¿Quién no se ha montado sus propias películas?



Ha sido ver el original y simpático cartel y en seguida me ha venido la imagen de aquellos sobres de Montaplex. Los compraba siendo niño y rondaban las 10 pesetas. Solían ser figuritas plásticas muy pequeñas, había de todo, soldaditos, indios y vaqueros, aviones, coches y todo tipo de elementos que nos permitía dar rienda suelta a la imaginación y jugar en cualquier esquina. Si lo hacías en la tierra te podías sacar de la manga un pequeño Monument Valley en apenas un abrir y cerrar de ojos, si por el contrario estabas en casa con solamente una manta podías crear una cordillera y preparar un asalto en toda regla. Luego estaba la parte artística, mientras jugabas podías canturrear alguna musiquilla apropiada para el género de aventura que estabas llevando a cabo. En definitiva, era todo un proceso cinematográfico, es decir, elegías las localizaciones, la historia, los personajes, la banda sonora, el desarrollo y el desenlace. 

miércoles, 11 de octubre de 2017

Blade Runner 2049 (2017) Denis Villeneuve/Magistral continuación



Contaba Carlos Boyero en su columna de El País lo poco que le había entusiasmado y aunque en ocasiones no comparto las sensaciones de este magnífico crítico de cine he de reconocer que eso me provoco cierto estado de alerta. En su crítica también comentaba la advertencia (firmada por el mismísimo director) antes de la proyección y dirigida precisamente a todos los críticos presentes en aquel pase para la prensa, que evitasen  en la medida de lo posible dar pocos o ningún dato de la trama para así no fastidiar la posible sorpresa a la futura audiencia. Siguiendo la advertencia de Denis Villeneuve no voy a desvelar información sobre la historia, sencillamente daré una breve opinión de lo que me ha parecido.

Como dije al principio acudí con muchas reservas y miedos varios. Por un lado su larga duración (dos horas y tres cuartos dan para muchos bostezos), luego el atreverse a darle continuación a una historia que muchos tenemos en un altar, también estaba el tema del reparto, si bien Ryan Gosling es un magnifico actor que se mete en todo tipo de personajes no estaba muy convencido con Ford, sus papeles últimamente me estaban decepcionando bastante. Otro aspecto que me preocupaba era el que fuese un producto destinado a cierto sector del público, es decir, mentes jóvenes ávidas de cacharrería y con pocas ganas de darle a la cabeza. El caso es que me plante en la butaca sin tenerlas todas conmigo. No tarde en meterme en la trama y en seguida me di cuenta de que estaba ante una magnifica y extraordinaria película. Se nota la mano de su realizador (el tono me ha recordado mucho a La llegada), interpretes comedidos (el pulso Gosling/Ford es tremendo), un uso inteligente de la tecnología digital, puesta en escena que nos deja boquiabiertos, guiños y referencias a la versión del 80, belleza en cada plano y lugar para la reflexión. Me cuesta morderme la lengua y no desvelar detalles que lo merecen, en todo caso asumo el riesgo y dejo una pequeña pista. Si pueden no se la pierdan…


martes, 10 de octubre de 2017

La escena (Superman II)


Esta madrugada toco desempolvar viejos recuerdos. La emoción desatada acudiendo con tus amigos al cine, las largas, larguísimas colas para llegar a la taquilla. Luego ya dentro en la oscuridad de la sala tocaba disfrutar. Todas aquellas circunstancias provocaban un cierto estado de excitación antes, durante y después de la proyección. Evidentemente uno ya no siente lo mismo, pero bueno, la veo con cariño…

lunes, 9 de octubre de 2017

A Face in the Crowd (Un rostro en la multitud 1957) Elia Kazan/Los medios, las audiencias, los escraches y el mensaje



Larry ‘Lonesome’ Rhodes (Andy Griffith) es un vagabundo que junto con su guitarra va saltando de pueblo en pueblo y de comisaria en comisaria. El azar y el destino van a convertir a este pobre diablo en una estrella de la radio y de la televisión. Su éxito ira en aumento y su poder de fascinación volverá locas a las masas.

Hasta ese momento no era más que un perfecto desconocido

Primeros inicios en una emisora local con una fascinada Patricia Neal

Su popularidad no paraba de crecer

Tonteando con la televisión junto a un no muy convencido Walter Matthau

Su personalidad y fuerza lograba que todos comieran en su mano

Publicidad

Todos le rendían admiración

Una jovencísima Lee Remick entre sus fans

¿En qué te has convertido?

Han pasado 60 años y no ha perdido un ápice de frescura. Dos horas del mejor cine de Kazan con continuos ganchos al hígado de una sociedad tan pazguata como la actual. La sombra del déjà vu nos persigue, nos vemos reflejados y quizás podamos llegar a replantearnos si durante todo este tiempo no hemos aprendido absolutamente nada. Seis años antes el maestro Billy Wilder le había sacado los colores a ciertos sectores de la prensa con su Ace in the Hole (El gran carnaval 1951), ahora era el turno del futuro delator, odiado y amado a partes iguales el que se encargaría de arrojar sal en la herida. No es casual que en todas las fotos que acompañan esta entrada aparezca Andy Griffith, lo mismo que sin Bonnie no existiría Clyde, sin este hombretón que quería ser cura sería absolutamente imposible construir este personaje. Demoledora, oscura, agria, crítica y muy recomendable.